LIBRANOS DEL MAL

“La creencia en algún tipo de maldad sobrenatural no es necesaria. Los hombres por sí solos ya son capaces de cualquier maldad.” Joseph Conrad

A vísperas de celebrar las elecciones presidenciales del “Imperio Yankee”, -que exactamente son el 8 de noviembre del año en curso-. Siendo pertinente un balance de los candidatos. Por un lado, tenemos al “grinch” de los inmigrantes que es Donald Trump, quien ha sido cuestionado por sus soeces declaraciones acerca de las poblaciones más vulnerables (mujeres, inmigrantes, latinos, pobres, etc). Ha llegado al climax de lo absurdo que se mide en ‘Uribes’. Por otro lado, Hillary Clinton, una mujer de armas tomar -así no sean por ella-. De los Clinton  se dice que sus fuertes lazos con la cultura de medio oriente, los ligan a recientes hechos iconicos de la guerra en Iraq, Afganistán y Siria; catalogan Hillary como una jequesa, no siendo más que el brazo armado prologado de Bill Clinton. Sus intervenciones en medio oriente son cada vez más esclarecidas, debido a Wikileaks, que desde hace años ha revelado información ‘confidencial’ de nuestro monstruo del norte, Estados Unidos.

En boca de la candidata Clinton, que como mencione anteriormente, no es más que la construcción mental anti-comunista de su esposo, y de un país que hace hasta lo imposible por hundir el comunismo. En una entrevista con el canal Fox News, confiesa que son los principales promotores de la guerra en Afganistán, que en los años 80’s eran ‘invadidos’ por la Unión Soviética. Entonces fueron los Estadounidenses dotando de misiles, armas de corto y largo alcance y entrenamiento para milicianos con el fin de combatir esa ‘amenaza’ que después, sería la razón de movilización de tropas a esas ubicaciones. (Ver: fragmento entrevista).

Ahora bien, situémonos en nuestra parte del continente donde se estaba gestando por los mismos creadores del conflicto en medio oriente un macabro plan llamado la “operación cóndor”, que era la eliminación de todo tipo de rasgo comunista en los gobiernos, caso tal es como  iniciaron con la derrota de Salvador Allende, por ser socialista, posteriormente los gobiernos de Ecuador, Brasil y Argentina, se verían intervenidos con la inocencia de fondos monetarios internacionales, tratados de cooperación internacional, cátedras para medios de comunicación más sesgados, etc, pero tenga en cuenta, esto es culpa de la CIA, no del pueblo de Estados Unidos.

Pero eso no es todo, en nuestro país: Colombia, la CIA también intervino, vieron el potencial y capacidad de convocatoria de: estudiantes, pensadores (socialistas), escritores, políticos, etc. Los hermanos Castaño, fundadores del paramilitarismo armado, con sus consignas anti-comunistas y apoyados por un gobierno colombiano netamente vendido a las primicias de Estados Unidos, accedió vincularse a la guerra en contra de lo que llamaremos después ‘el socialismo del siglo XXI’, los hechos más relevantes: Un gobernador de Antioquía, apodado: ‘el innombrable’, ‘el narco 82’, ‘Uribestia’, ‘Dotor’, en sus 3 años como gobernador, mediante sus aliados en el senado, legalizo las llamadas Convivir, con cierta cizaña y argumentos terciarios como los que traerían seguridad democrática, ante unas autoridades competentes entregadas a solucionar el conflicto con las guerrillas (M-19, FARC-EP, EPL, ELN, ETC)

uribe.jpg

No sé ustedes, pero seguir ciegamente a un objetivo de inteligencia estadounidense me hubiera causado el mismo escozor, con el que el artículo de Yohir Akerman habla de Alvaro Uribe (Ver: El asociado N° 82), en el que con rigurosidad se ve la investigación de más de un periodista para obtener datos que lo vinculan directamente con el paramilitarismo,  no el de los Castaño, aún peor, el del control político, que desde los años 80’s ha ejercido hasta la actualidad, cobrando 6.000 vidas, de todo un partido: la Unión Patriótica. Y presume de enseñar democracia cuando sus posicionamientos seguramente están orientados a solucionar los problemas de los suyos. Solo queda cuestionarse ¿Sin garantías hay democracia?.

Hoy por hoy, en medio de la incertidumbre que nos deja los resultados del plebiscito del pasado 2 de octubre, vemos la imperiosa necesidad del Senador Uribe, de defender a quienes lo han defendido a capa y espada: los testaferros que acumulan las tierras del macizo colombiano; personas que entregadas al paramilitarismo buscan interponer sus intereses sobre los nacionales. Nada más con la demagogia de Uribe que desde el 2006, cataloga a los militantes de cualquier nivel de las FARC como: ‘NARCO-TERRORISTAS’, siendo ese término no más de lo que usaba George Bush hijo, para catalogar el mal que ellos mismos han creado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s