Editando a Sofía.

Probablemente no sabia que la noche me iba a traer una anagnórisis después de escribir mi encuentro con la sabiduría en un ambiente de decadencia y lujuria.

Soy un procesador de textos, a diario me sorprendo con las disparatadas palabras, frases y textos con las que me presionan para crear algo que se supondrá tendrá sentido para alguien, pero nunca había visto a  tal atrevimiento como este, editar a Sofía, eso es de un sofista, seguro creará un sofisma para traer a la vida una peculiar relación de un cruce de re significaciones en las que se sonroja el surrealismo, solo pensando en una gratificación instantánea,  y es básico lo saben, es un chico amante y una chica sabiduría, es la estructura básica de una historia de una relación en la que terminarán los amantes de la sabiduría encontrándose con sigo mismos.

La estructura se divide en 5 micro momentos:

Momento 1.

Chico conoce a chica. En medio de las masas sudorosas y los ritmos erráticos de las melodías distorsionadas por las conciencias ya borrachas, trabadas, chumazadas, tripiadas y unas pocas coherentes, ella estaba ahí, obvio la sabiduría siempre va acompañada,   pero los amante siempre va detrás de algo que absorber solitario y magnético. Ella contonea sus caderas en  medio de la multitud, no cualquiera puede acercarse-le a la sabiduría sin una oda o sacrificio, el amante entendió rápidamente eso y  conociendo sus limitaciones solo busco un torpe contacto físico  para que tras cruzar las miradas si ella lo permitiera el pudiera sincronizarse con ella e ir a un lugar que solo les perteneciera a ellos. Ella asintió y el se acerco,  el hilarante momento, los ojos, los labios y así se cerro un momento.

Momento 2.

Chico o chica se salen de contexto. si y solo si lo kinestesico abre un espectro de interés en medio de lo caótico o perfecto del momento, las palabras buscarán salida, el reconocimiento del otro y la validación de su propia realidad, la sabiduría quiere ver lo que hay debajo de la piel mientras el amante quiere  robar la capacidad de argumentar la sensibilidad estallada en su piel. La dialéctica y elocuencia de la sabiduría dialoga con la glotonería y la auto destrucción del amante,  lo acuerdos son nimiamente superiores a las discordias, ella le vota su licor tras el ofrecerle excesos, lo que la hace atractiva en su propia naturaleza,  ella lo deja y vuelve a subir al errático movimiento.

Momento 3.

El Conflicto.  Ella se va, la luna se la lleva, el la invita  a su prolifero y  excéntrico espacio físico, el desconoce como ella se va tras un ente que le ofrece lo que un amante no puede ofrecer,  ignora lo que es,  ella viaja del cielo a la salida en un sub mundo en el cual el ya no pertenecía, la tomo de la mano y se le zafo entre la cavilación de ideas de un mañana, no le pidió contacto, ni tacto, ni nada, solo la dejo irse. no sin antes un ultimo ósculo perdido.

Momento 4.

El re encuentro casual.  se cambian los espacios pero los seres siguen siendo seres, los ritmos erráticos y distorsionados se cambian por  multiformes estallidos de erudición musical y a la medida en que la noche vuelve a caer, sin esperarlo, pero consientes que volvería a ocurrir , ella acompañada del misterioso ente se quema a través de una luz de espectáculo permitiendo-le al amante  verla, sin coaccionarse se acciona e incorpora de en medio del césped y al acercarse solo llama su atención tocándole el hombro y cuestionando su existencia, no es posible que siendo Sofía, estudies filosofía y yo siendo un amante solitario tenga que andar por ahí como quien no cree en nadie esperando a ser la raíz de la ciencia que solo a ti te compete. Ella entre burla e inocencia crea un punto de giro tras darle un punto de contacto. ella pregunta -¿ escribiste sobre mi?. El responde- si pero nunca lo viste-. Ella responde- lo siento lo veré- el dice- entiendo que no es el momento hablamos luego- al ver que el ente y su escolta soslayada-mente esperan que termine el encuentro.

Momento 5.

Aferrarse a la historia. Normalmente si se tratase de un filme el amante iría detrás de la sabiduría antes de que ella se vaya a un viaje sin retorno y solo quede como filo, hambriento y vació,  pero para este caso el amante se acercara a mi, un procesador de textos en el que re editará la historia para aferrarse a ella sin que exista tal final, esperando un nuevo encuentro.

En mi humilde opinión como procesador de textos, es patético no fijar las esperanzas en algo que se sabe será natural por su Carpe Diem y si se re encuentran seré presionado a continuar con este escrito, que no se cuantas veces más se re producirá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s