una chica 9

La novena cita.

Algo voy a contar, es algo personal y real, volando se ha marchado, que? De quien hablamos? Sudan las manos, empieza a palpitar el corazón, sale de esa zona incomoda una gota que baja por tu nariz, causándote un cosquilleo y posteriormente una sonrisa nerviosa, dependiendo de lo que diga hoy el especialista del estado climático tomare o no una cerveza, pongo una canción en la rockola,  ella se ha marchado, me siento al lado de la barra bien acompañado, el problema es que estoy en esa situación incomoda en la que hemos hablado de todo y  creo que me menciono su nombre, ya no lo recuerdo, les ha pasado? Digo un par de palabras no muy autenticas, que vergüenza, tomo aire y le digo que volando se ha marchado, que? De quien me hablas? Ella pregunta, me rio con insistencia, estoy en mi decima cita y siempre termino hablando de lo mismo. La primera no cuenta.

Hoy escuche que el hombre perfecto no existe, porque habría de existir una mujer perfecta?, ella se ha parado,  me dije a mi mismo si debería ir detrás de ella, pero ella volteó y me dijo: yo también tenía un canarito y lo perdi, volando se ha marchado, me reí y la seguí, siiii, amanecimos juntos, detalles? Sudamos mucho, 3 botellas de vino, sabanas azules tipo hospital, fotografías familiares en la mesa de noche, pelo castaño rizado, piernas anchas y con un volumen de unos  70 decibeles, cama King a borde de piso, me alegra que el baño no fuera rosa, me despertó el radio, se levanto y me dijo que me relajara, nuestras vidas no son diferentes, hacemos lo mismo que los demás, que me quedara, se alisto para salir y mientras tomaba un baño dijo que la rutina no sería tan mala, pensé en hacerle el desayuno pero no sé dónde queda la cocina y si es vegetariana? Me reí con la mirada perdida, ella creyó que veía un cuadro de ella con un señor que estaba encima de la repisa, me pidió que me marchara, que no permitiría que  me riera de su canarito, un tipo que le llevaba 15 o 40 años da igual, su viejo amor literalmente, me excuse y le hable del mío para romper el hielo del batido mientras partía el coco para el coctel, y de un momento a otro brindis tras brindis. Se ha marchado volando, yo también tuve un canarito, pio pio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s